Una panza redonda como el mundo


Establecida mi relación con el pájaro de la noche,

anuncio el hallazgo del ojo que mira.

Juntos erigimos el mundo como una montaña

para orar con las voces del viento.

El traspatio no se alumbra con la sombra

del ave sobre el candil;

relampaguean las horas con ninfas y tulipanes.

He de decirte amor pon tu mano en mis senos

y alimentemos la yerba de mi sexo

abierta de pies y manos

o atada al erecto miembro tuyo

escondo el bulto/hogar con ventanas

y portones. Has de saber lo que se llama felicidad:

¡navega hombre en mis aguas!

sumérgete como en una feria de pueblo,

dale al océano tu rastro. Luego pasaré

a tu habitación juvenil

para abrir cajones con plumas y cristales

donde guardas imágenes inundadas de espuma;

rostros endemoniados que danzan junto a ti.

Recuerda que como hoy no me volverás a ver jamás.

Voy a lamer esta noche tu tintero, encender

la lámpara antes del trabajo. Desvélate

para narrar la historia. He aquí tu creación,

tu hijo;

Anuncio un nacimiento

y con él vislumbro el miedo del anciano lobo

adentrándose en la espesura de un bosque en Ávila.

La hembra me mira exhausta.

Delato y condeno al demonio devorador de ovejas en Tlalayote.

Con este nacimiento reafirmo la rotación de la tierra

y al sol como estrella resplandeciente.

Confirmo tu paso por el mundo,

sentí a un hombre entrar como un náufrago

por entre mis piernas y

lo vi salir a mis brazos.


Por Viviana Gonzales

Poeta y dramaturga. Licenciada en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid; Máster en Arte por la Universidad Complutense de Madrid y Especialista en Seguridad Internacional por la UNED y el Instituto Gutiérrez Mellado. Premio Nacional de Literatura en Poesía (Santa Cruz, Bolivia, 2019) por su poemario “Hay un árbol de piedra en mi memoria”. Colabora en distintos medios digitales nacionales e internacionales. Es promotora de lectura para jóvenes; ha impartido distintos talleres de literatura.


Ha cursado talleres literarios en la UNAM, el Centro Xavier Villaurrutia, casa Lamm; un diplomado en Creación Literaria en Literaria Centro de Escritores y otro en Literatura en Lenguas Indígenas de México en el INBAL.




©2020. Derechos reservados por Todas las Voces.