• Iliana Hernández Partida

La hora del lobo

“Más que a las fronteras de la geografía política, "La hora del lobo" quiere referirse a las fronteras mentales, emocionales e irracionales: el umbral, el paso del sueño a la vigilia, el tránsito de la lucidez a la locura, o a un momento que se dilata entre la madrugada y el amanecer, cuando nacen la mayoría de los niños y mueren casi todos los moribundos.”

Federico Campbell


El tiempo

su garra ascética

la madrugada un haz de tinta

que pinta la palabra,

es en la mala hora

cuando el padre recuerda temeroso

al hijo perdido en un laberinto.

El peso de una foca

revienta la quietud de la plancha acuosa

ojo de lobo su abismo

cueva, nido, refugio

pero su hogar es siempre

una ciudad que no sabe dormir;

es la hora de Tijuana

tibia, aún húmeda

bajo la huella del licántropo.

La frontera sueña

apartando umbrales,

es la hora de Federico

y su escritura bajo cardones

o en el esplendor de antiguos casinos,

un súbito caer

entre libros infinitos

vigilia de lectores

echando la red sobre cabrillas atónitas

meditación pétrea

de dioses bicolores

surcan la memoria de Fernando Jordán

en esta tierra incógnita

dos hombres

dos viajeros en busca

de un extraño y vertiginoso

desierto de la melancolía.

Por Iliana Hernández Partida

- Poeta, traductora, pintora. Integrante del Consejo Editorial del suplemento Cultural Identidad -


37 vistas1 comentario

©2020. Derechos reservados por Todas las Voces.