• Yessika Rengifo Castillo

Diana, la ladrona de mis días / Recorriendo sus pasos / Inspiración mía



- Diana, la ladrona de mis días -

Las noches frías trajeron el rostro de Diana a mi ventana. Han transcurrido cuatro años, y sus caricias se esfumaron de mi piel que agoniza su ausencia. Nuestra casa, las fotografías y los hijos que no llegaron, se han borrado de nuestra vida.


Ayer, recorrí el centro de la ciudad y Diana, la ladrona de mis días ha vuelto a sonreír con su compañero de vida. La sigo llorando, pero deje ir la primavera que alegró nuestro camino. Continúo entre ires y venires soñando, que sus manos enternecerán mi afligida alma.


-Recorriendo sus pasos -


Recordé que nuestra historia nunca se escribió entre rosas y días de sol. Silvia y yo nos conocimos en el bar que solía frecuentar los viernes cuando salía de mi trabajo. Descubrí que detestaba los días de invierno, las comidas chatarra, y la música rabalera que le recordaba los golpes de su padrastro. No deseaba que tuviéramos una relación estable lo que presenció en su casa era suficiente para creer que nuestra relación se reducía a conversaciones del mundo, relaciones sexuales y aguardientes, momentos que me alegraban pero alejaban la posibilidad de un nosotros. Cuando le confesé que la amaba su frente se ciñó y permaneció largo rato en silencio, prometiendo que hablaríamos después del tema…


Han pasado seis meses y no regresó al bar. Sigo recorriendo sus pasos entre las orquídeas que tanto amaba, y sus fotografías se aniquilan entre mis lágrimas del ayer.

- Inspiración mía -


Fuertes vientos

se han robado

nuestro amor,

ninfa mía.

El frío de los libros

las rosas marchitas

y los cantos fallidos

entonan que no volverás, sirena mía.

El arrullo del invierno

las caricias de las mariposas

y tus besos congelados,

recuerdan que

has dejado de amarme,

inspiración mía.

Por Yessika María Rengifo Castillo | FACEBOOK

Poeta e Investigadora






37 vistas

©2020. Derechos reservados por Todas las Voces.